Hace algunos días, en el Hotel NH Cordillera tuvimos el agrado de presenciar una degustación excelsa por parte de un joven proveniente del Este mendocino que sin lugar a dudas tiene todas las condiciones para hacer que sus vinos produzcan una sensación inmejorable en nuestra boca.

Estamos hablando de Matías Morcos, quién en una nueva edición del “After Chic” nos deleitó a todos con la presentación de 5 etiquetas de lujo donde nos mostró que, a pesar de ser todavía un joven, tiene lo que se necesita para representarnos con sus productos en cualquier parte del mundo.

Conversamos con Matías sobre sus comienzos y nos contó que la elaboración del vino es una tradición anclada en su cultura familiar. Oriundo de San Martín, Morcos nos recordó que su primer vino lo hizo a la edad de 12 años, fue de forma casera y en equipo con su primo, tomaron las uvas del parral de casa y comenzaron con la producción en donde las manos de ellos realizaron todo el trabajo. Resultado final; ellos felices por haber podido crear su primer “vino”, mientras que su mamá no tanto, porque ya no tenía más uvas en su parral.

En el 2016 lanzó su primer vino embotellado y comercial; un Bonarda Tinto que fue el punta pie inicial para lo que hoy en día es Matías como productor vitivinícola. Luego en 2017 creó 3 botellas más, las cuales se presentaron en dicha degustación. Ellos son un Bornada Blanco, Bonarda Tinto y un Rosado.

Además de mostrar su producto al público, familiares y amigos. Matías nos aseguró que su idea es atraer a los jóvenes y lograr que afiancen su paladar con nuestro principal producto mendocino, la vid.

Las joyitas de la noche fueron presentadas una por una con la explicación del proceso de producción de manera muy clara y precisa:

Bonarda Blanco:  “Una innovación, uno de los primeros blancos de Bonarda elaborados con uvas del Este, 6 meses en barrica de roble, con batonage, para darle fineza y elegancia, y lograr un blanco mas serio. Un blanco con alma de tinto para recordar que es Bonarda”.

 

Rosado: “Tenemos un rosado recontra aromático, con una acidez que vuela en la boca. La idea es hacer un vino joven y fácil de tomar para los pibes y las pibas amantes del vino un tanto más suave”.

 

Bonarda Tinto: “La  idea es que sea el vino tinto para empezar a tomar vino. Hay jóvenes a los que les cae mal un vino fuerte o pesado. Este Bonarda es totalmente rico y fácil de tomar”.

 

Don Argentino: Un Cabernet Franc y un Grenache Syrah Mourvedre.

“Un proyecto con mi amigo Franco Massi, se llama Don Argentino y en la etiqueta sale su abuelo, una imagen frontal de la botella muy piola. Todavía no está 100% listo pero queríamos traerlo para que la gente nos vaya contando que sensaciones le genera y así ver que podemos mejorar para cuando lo saquemos al mercado”

Por último, le consultamos a Morco sobre con cual vino de la degustación se quedaría;  “Yo me quedaría con el Bonarda Blanco, porque nosotros venimos con la innovación a full y este es el que más resultado nos dio “.

Joven, talentoso, inteligente, carismático, innovador, amable y buena onda. Ese es Matías Morco, quién nos recibió de la mejor manera para deleitarnos como dijimos anteriormente con sus 5 etiquetas de lujo. Podríamos decir que todas ellas son “una caricia para nuestro paladar” y el vino perfecto para disfrutar entre amigos.

Ademas de apreciar el producto de nuestro amigo Matías, tuvimos el agrado de probar los tragos hechos por los  genios de “7 Tragos Barras Móviles” que nos deleitaron con lo mejor que tienen.

 

Por: Sebastían Fontanella

PH: @pablopueblaa – SE-PA producciones

 

 

Comentarios

comments

Dejar un comentario

Tu email no será publicado.